Domina tus emociones para tomar mejores decisiones.
| |

APRENDE A DOMINAR TUS EMOCIONES PARA TOMAR LAS MEJORES DECISIONES

Domina tu emoción y toma una mejor decisión.

Mi nieto es la causa de que tú estés leyendo este artículo. Él es un sabio en cuanto a emociones y así es cómo toma sus decisiones

Los adultos en casa nos esforzamos en que aprenda a gestionar esas emociones para que, de mayor, aprenda a decidir mejor, para vivir mejor.  Me hace gracia porque, ¿en realidad, los adultos somos los mejores maestros para enseñarle a un niño cómo gestionar sus emociones? 

Por eso decidí escribir esto y -ya que he mencionado a mi nieto- te propongo un viaje a tu infancia, a cómo sentías tus emociones y cómo tomabas tus decisiones.


1. Aprende a tomar decisiones como un Superhéroe

La primera parada de este viaje tiene que ver con los superhéroes. Tal vez fuiste una de tantas niñas y niños cautivados por sus historias -incluso ahora de adulto-. 

¿Por qué las emociones son importante para cumplir con tu misión?

Los superhéroes y las superheroínas cautivan porque…

Saben enfocar su mente en aquello que les perturba de su entorno, reconocen la EMOCIÓN que les genera. Después, PIENSAN qué ACCIÓN tomar. En consecuencia, ACTÚAN y así, cumplen con su MISIÓN.

Hay algunos puntos clave en estas líneas que me parece importante resaltar…

  • RECONOCEN UNA EMOCIÓN
  • GENERAN UN PENSAMIENTO (POSITIVO)
  • DECIDEN
  • ACTÚAN
  • CUMPLEN SU MISIÓN DE VIDA

Las personas que me conocen se sorprenden cuando digo que yo no trabajo, yo cumplo mi misión. Es mi forma de enfocar mi pensamiento y decidir cómo quiero vivir mi vida. 

Parece fácil, pero después de sufrir situaciones bastante complicadas que han llegado incluso, a afectar de forma grave mi salud física y mental, he aprendido lo importante que es dominar una emoción.

Todas nuestras decisiones están basadas en emociones, por eso, descubrir dónde se originan y dónde se sienten las emociones es imprescindible.

Siguiente parada…


2. ¿Dónde sientes las emociones

Detectar en qué parte de tu cuerpo sientes una emoción te ayuda a identificar su origen, su causa, para actuar en consecuencia.

Por ejemplo…

  • EL AMOR. Crea nuevas conexiones neuronales (sinapsis) por eso da felicidad. Además reduce el dolor porque genera en nuestro cuerpo sustancias que lo inhiben.
  • LA IRA. Aumenta la presión arterial, genera una disminución del sistema inmunológico y nos genera insomnio.
  • LA TRISTEZA. La tristeza nos genera incremento de peso. Nos lleva a una espiral de negativismo que hace que no se generen sustancias de bienestar como la serotonina.
  • EL ASCO. Nos puede producir problemas digestivos o dolor de estómago. Mayor retención de agua y puede conllevar problemas de vómitos y diarreas.
¿Cómo identificar las emociones?
  • LA RISA. Produce lo contrario al miedo y el estrés, es decir, aumenta la eliminación de colesterol, aumenta la serotonina y reduce el estrés.
  • EL MIEDO. Incrementa los niveles de dopamina y cortisol y neutraliza la serotonina, que es la que genera la felicidad a largo plazo.
  • EL ENOJO. Inhiben la producción de células killer, encargadas de matar a las células anormales permitiendo que se generen anomalías en nuestro cuerpo como tumores.
  • LA ALABANZA Y AGRADECIMIENTO. Crean un equilibrio hormonal, reducen la tensión arterial, la generación de cortisol y eso nos lleva a ser más positivos y más felices.

Me gusta cómo suena esto último… más positivos y más felices y así, llegamos a la tercera y última parada de nuestro viaje.


3. ¿Por qué Spiderman es Spiderman?

¿Qué le responderías tú a un niño de 5 años?

Respondí a mi nieto de la forma que tú lo harías… “Pues…”.

Al escucharme titubear, él decidió terminar mejor la frase… “pues… porque le gusta ser Spiderman”. 

Esta afirmación de un niño pequeño enfocada en que a Spiderman le gusta SER Spiderman, nos deja una enseñanza que va más allá de lo que -aparentemente- es una respuesta simple.

Sé consciente de quién quieres SER.

A Spiderman le gusta ser quien es porque es consciente de quién es. Es consciente de su talento. Es feliz poniéndolo en práctica y la gente le reconoce su contribución.

Cuando eras niño, disfrutabas ser el personaje del que te disfrazabas, porque tenías una mayor consciencia de lo que querías ser y así, generabas tu felicidad y la de tu entorno.

Esto es importante porque al ser conscientes de lo que somos, podemos generar entornos positivos, en casa o en tu empresa y eso… genera más emociones positivas. 

Y créeme si te digo que generar este tipo de ambientes positivos, fomentan la toma de mejores decisiones.

Te propongo este ejercicio que te hará ver cómo te valoras a ti mismo. Olvida por un momento lo que haces como profesional o empresari@, piensa solo en lo que eres y, responde con toda sinceridad…

¿Cuáles son los diez talentos -como mínimo- que te hacen sentir orgullos@ de ti mism@?

Cuando el entorno en que te encuentres no te haga sentir bien con tu potencial, este ejercicio hará que te sientas valorado, para que las opiniones de los demás no influyan en tus pensamientos o lo hagan de forma positiva.

Un entorno positivo genera más emociones positivas.

A esto se le llama escudo emocional y no es un invento mío ni de mi nieto sino una técnica de inteligencia emocional. Se basa en esto:

«Más allá de lo que pienses de mí, yo sigo siendo una persona valiosa.” 

Preguntarse de vez en cuando…¿cómo me siento hoy? ¿cómo me siento ahora mismo?, es un buen punto de partida para gestionar una emoción antes de decidir algo.

Por eso, es importante tomarte unos minutos para gestionarla. 

Atento a estos 4 pasos para aprender a gestionar una emoción:

  1. Date un minuto o minuto y medio para reaccionar a esa emoción.
  2. Respira de tal forma que te relajes haciendo una doble inspiración y exhalación de forma continua.
  3. Cambia tu estado físico, por ejemplo, si estás sentad@, ponte de pie o cambia de postura para adoptar una que estimule el control, es decir, que sientas que dominas la situación.
  4. Enfócate en esa emoción, siente cómo afecta tu cuerpo, dónde y cómo la reflejas.

Una vez que identificas la emoción tienes dos formas de actuar:

  • *Mentalmente, dejando marchar esa emoción.
  • *Físicamente, cambiando tu posición corporal o tu expresión facial para modificarla de forma automática.

Este tipo de ejercicios funciona para cualquier situación de tu día a día, tal como hacías cuando eras pequeño, por ejemplo:


Cuando elegías un helado, tu decisión se basaba en… “de chocolate, porque me gusta”.. “de nuez, no, porque no me gusta…”.  

Fácil. 

Emoción minimalista. Decisión minimalista. Felicidad minimalista.

Tu pensamiento positivo de niño se enfocaba en un solo objetivo: VIVIR FELIZ.  Ahora, tu pensamiento de adulto se enfoca en un objetivo diferente: sobrevivir .

De ahí, la importancia de no olvidarte de esto…

Los superhéroes no sobreviven, deciden VIVIR FELICES por eso cumplen con su misión. Con su propósito de vida.

Si quieres hacerme algún comentario como compañero de asiento de este viaje que hemos hecho, déjala escrita y te leo.

Fausto Andrés.


Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.